Vuelven las bodas (2ª entrega)


Tengo una boda. ¿Qué me pongo?

Seguimos donde lo dejamos ayer. Como iba diciendo, no hace falta disfrazarse de princesa para ir a una boda . Realmente, no es necesario. Ni siquiera aconsejable.

A veces se ven escaparates con ropa "de ceremonia", que dan miedo (y no me estoy refiriendo al vestido de la foto). A lo mejor hace un par de siglos, cuando la ropa de diario era super aparatosa, tenía su lógica ir toda encorsetada para una boda, pero hemos evolucionado...¡O lo intentamos!. Así que hoy día no tiene ningún sentido ir de lunes a viernes con vaqueros y camiseta y de pronto, no se sabe por qué, vestirse con ropa tiesa hasta el suelo, llena de brillos y gasas, con purpurina por toda la cara y un moño que ni las Gheishas en su puesta de largo. En fin...sin comentarios. Para colmo, toda esa parafernalia cuesta un ojo de la cara, y encima, no favorece NADA. Al contrario.

La verdad es que poco a poco esa imagen va desapareciendo, y ya se encuentran en las tiendas un montón de vestidos monísimos a un precio lógico y de colores que no resaltan las ojeras ni las manchas del bigote ;P

Pero en esta difícil "vuelta al cole", llena de agujeros negros en la cuenta corriente (que nunca ha corrido tanto como ahora), donde cada euro gastado nos arranca un par de lágrimas y tres días de arrepentimiento, yo propongo dar un paso más. Propongo convertir la ropa de diario en ropa de ceremonia. Propongo darle la vuelta a las prendas más funcionales. Propongo sacarlas de paseo y llevarlas de fiesta, PROPONGO...!

Que me emociono...Sólo me falta pediros el voto...

Bueno, pues la que propongo como última opción es la más divertida y mi opción ideal: Basar nuestro "look de boda" en una falda preciosa, combinada con otras prendas de lo más sencillo. Una falda llena de fantasía, con mucho volumen y muy llamativa, customizada si queremos, y combinada con acierto. Una vez más, una falda de largo a la rodilla (más un poquito por encima que por debajo), que repito hasta la saciedad, es el largo que mejor sienta. Algo así como la versión noble del look que lleva Anna Wintour (con falda de Prada).





Veamos con más detalle:

Ya comprobamos cómo Rania de Jordania, con su discutido atuendo para asistir a la boda del príncipe, causó sensación, cuando cualquiera de nosotras hubiéramos dudado ante el armario pensando que pecábamos de sencillas, y más aún para asistir a una boda real. Pues bien, dejando a un lado el hecho de que se saltó el protocolo, es indudable que fue muy novedoso presentarse en tamaño evento con una falda bonita y una sencilla blusa color marfil. Vale que ambas piezas debieron costar un ojo de la cara, pero la versión barata no hubiera desmerecido en absoluto.




Así que estudiemos cómo trabajar una versión asequible de ese original look:

La falda: Podemos optar por una falda larga, al estilo de la de Rania, en cuyo caso debería ser hasta los pies, y a mí me gusta con un top liso y sin mangas, y con escote en pico y cruzado. Personalmente la opción de la falda larga con camisa de manga larga no me acaba de convencer. Y además, la falda larga con el top creo que debería dejarse sólo para una boda de noche. En el caso de una boda de mañana, sí que estaría bien combinarla con una blusa, pero a mí me parece mucho más atractiva la idea de la falda corta.

Si optamos por la falda corta (¡bieeen!), echémosle imaginación y fantasía. Ya que la vamos a combinar con una prenda muy sencilla, tenemos que darle más protagonismo a ella. Yo propongo una falda abullonada, que tiene más volumen que cualquier otra y que sienta bien a las delgadas, porque compensa su figura, y a las que no lo son, porque disimula unas caderas anchas.




Además, es fácil de hacer en casa aprovechando una falda larga de vuelo que ya tengamos de temporadas pasadas:

Puedes añadir una goma en el bajo y una vez puesta, darle la vuelta hacia dentro y coserla a la altura deseada, bien a la misma falda, o bien a una combinación, forro o enagua cortita que unirás a la falda por la cinturilla.

Como alternativa, también puedes ir abullonándola con unas cuantas puntadas espaciadas que vayan recogiendo el bajo y lo cosan por el interior de la falda a la altura que te parezca bien.






En cuanto al tejido, si es algo brillante, no necesita nada más. Si no lo es,podemos personalizarla cosiéndole algunos apliques originales, hechos con tul, cuentas, lentejuelas, etc. Mejor en el mismo color que la falda o en uno similar, que no se haga notar demasiado. El juego de tejidos será suficiente contraste. También podemos probar a añadirle un lazo de raso a la cintura, en el mismo color que la falda, que da un resultado más elegante.

Como alternativa a la falda abullonada, podemos ponernos una falda con tutú, es decir, con una faldita de tul debajo. También queda muy graciosa, y el contraste con la prenda de arriba será muy original. Si eres valiente, puedes optar por llevar directamente una falda de tul, al estilo de Sarah Jessica Parker.




El top: Bien, como ya hemos cargado las tintas en la falda, tendremos que buscar un contraste con la prenda superior, y ahí es donde entra en escena la parte funcional y básica de nuestro armario. Como complemento perfecto e inesperado de una falda tan coqueta, algo que todas tenemos; la omnipresente y sencilla camisa blanca. La ideal, una camisa de manga larga, ajustada al cuerpo, y remangada justo por encima del codo. Llévala más desabrochada que de costumbre (sin pasarte) para hacer el efecto de un top escotado. Y como toque imprescindible, un collar que llame la atención. Bien uno de cadenas doradas de varias vueltas, o una gargantilla espectacular, o bien el clásico collar de perlas, blancas o negras, y de dos vueltas.



Otras opciones también estupendas: La camisa puede ser igualmente negra, marrón chocolate, color vino, azul tinta o morado oscuro, pero siempre lisa, jamás estampada. No olvides un collar en tonos metalizados que destaque bien sobre el color de la camisa.

Y muy importante: la camisa siempre debe ir por dentro, y si en lugar de ser de cierre normal es de cierre cruzado y anudado en la cintura, mejor que mejor.

Si crees que falta algo, puedes añadir el tan socorrido fajín o cinturón ancho de tela, para entendernos.

Y para rematar el conjunto, unos zapatos peep toe o unos de punta fina y cerrada pero abiertos por el talón. Por último, el bolsito que más te apetezca, maquillaje cuidado y pelo arregladito. PERFECTA.

Ten en cuenta que con esta falda con volumen queda bien cualquier top entallado, siempre que sea liso, y de minimanga o sin mangas. Preferiblemente que no se pase de festivo (palabra de honor, escote corazón), porque no es una fiesta en sentido estricto, y la falda ya es suficientemente llamativa por sí sola. Sólo hay que recordar que si la falda es de tejido brillante o de estilo más festivo, el top debe ser más discreto y sin brillos, y viceversa. Una simple camiseta en los colores antes mencionados, que no sea excesivamente corriente y que tenga una forma bonita, será suficiente. En la imagen puedes ver un ejemplo discreto de una acertada combinación de tejidos, aunque la falda no tenga el volumen deseado. (El vestido es de 6267 y lo encuentras en Yoox)




Otras opciones más alocadas...aún:


- Puedes arriesgar más luciendo una nueva versión "chic" del estilo marinero a lo "Moschino", con un top ajustado de rayas en azul y blanco y manga muy muy cortita. Combina este top con una falda abullonada azul marino o blanca y añade el cinturón de raso en cualquiera de estos dos colores. Si consigues un bolsito de fiesta con motivos marineros, ¡no te faltará detalle! También puedes buscar un tocado gracioso que armonice con el conjunto.

- Como variación al estilo marinero, puedes llevar un top de tirantes finos en color azul marino y encima un bolero con aires marineros. Quizá éste de Mango te sirva de inspiración:





- Prueba a combinar la falda con un top de escote en pico pero puesta al revés, con el escote a la espalda. ¡Te sorprenderás con el resultado!

- Consigue un efecto diferente añadiendo un detalle extra a la opción de la camisa de manga larga remangada al codo: desabrocha algún botón más y llévala sobre un top lencero del mismo color que la falda. Así hará el efecto de una chaquetilla o bolero.

Y eso es todo por el momento. Ahora, todo el mundo corriendo al armario a experimentar. Que si no hacemos los deberes, ¡no se fijarán los conocimientos adquiridos! ;)

Ah, espero que estas propuestas os sirvan tanto si vais de boda como si no. ¡Son opciones aplicables a multitud de ocasiones!






Comentarios

Bella ha dicho que…
Todas las opciones que das me parecen superacertadas. Como os conte ayer, yo ido a tantas bodas que me ha dado tiempo de todo... de gastarme un dineral y de aprovechar todo lo que hay en mi armario. Casi todos estos trucos yo los he usado y doy fe que resultan y mucho. Asi que animo a todas a probar cosas nuevas y arriesgarse un poquito. Se ahorra mucho y ademas se gana en naturalidad.

Besos.
Tasha ha dicho que…
Y además es más divertido ser original con poco dinero, a que sí?

Yo es que estoy convencida de que la naturalidad siempre sienta mejor, y cuanta menos "purpurina" llevamos, más guapas estamos. Eso es un hecho. Y más cómodas, que es algo que se pierde de vista normalmente. Cuanto más cómoda, más relajada y segura de sí misma está una, y más se luce.

Me alegra que te gusten las sugerencias, Bella!
Yaiza ha dicho que…
Gustarme??? Me han encantado todas tus propuestas... tanto que hasta me estoy planteando olvidarme de los pantalones y meter una falda en la maleta para el bautizo... si no fuera por el frio...
La verdad es que yo siempre he encontrado la boda como la ocasión especial de comprar el vestido cuyo presupuesto solamente es justificable para un acontecimiento como este... El problema es que acaba metido en el armario sin más usos que para el que fue comprado... una lástima, sobretodo porque el presupusto no está para derroches...

Creo que lo importante es saber llevar la prenda con estilo...

Muchos besos
coposdelana ha dicho que…
Fenomenales ideas, Tasha: estas y las del post n.º 1. Si es que no hay como la sencillez, y estar cómodas con lo que llevamos puesto (dentro de los parámetros del buen gusto y lo que demanda la ocasión, claro). Es lo que tú dices, si pasamos de los vaqueros a los rasos largos y brocados tiesos, no podemos ser nosotras mismas. ¡Es que ni nos movemos igual!

Y sin llegar a estos extremos, yo lo noto incluso simplemente a la hora de salir un sábado por la noche. Me llevo bastantes más miraditas y piropos cuando voy en plan informal pero bien que cuando me pongo de punta en blanco y toda elegante para salir.
Tasha ha dicho que…
Yaiza, como aún tienes tiempo, te puedes entretener buscando un plan B para el Bautizo (nunca mejor dicho lo de de B, jeje) aunque con lo que dijiste, irás muy bien. :)

Coposdelana, qué gracia! a mí me pasa lo mismo! siempre lo he pensado, sobre todo después de un día de haberme calentado la cabeza arreglándome para salir y total para no estar del todo convencida con lo que llevaba puesto. En cambio, cuando he recurrido a mi estilo más informal, he ido más contenta y me ha dado mejores resultados ;)

Lo veo también en gente que conozco. Cuantas más cosas se echa una encima, más se estropea. A más sofisticación y "rebuscamiento", menos atractivo.

Estamos tontas o qué?
cloe ha dicho que…
Oh, has vuelto!!
Me alegro mucho, los consejos siempre vienen bien!
Te agrego, para no perderte, y me pondré al día!
besos
Yaiza ha dicho que…
Cospodelana,nunca me había fijado, pero tienes razón.... cuando voy informal, sin maquillaje y sencilla y hay alguien que me dice lo guapa que me ve ese día pienso "pero cómo? si no me he arreglado nada...", y quizás sea eso, la naturalidad, el no recargarse de maquillajes o brillos...

Tasha, tus consejos son un autentico manual, y lo mejor, apliclabes 100% a la vida real, que ya me estaba cansando de mirar revistas y ver que ni los tacones imposibles, ni los largos o cortos de las faldas o los cortes de ciertas prendas las podía utilizar, por no hablar de sus desorbitados precios...
Sigue así guapetona...

Besos
María ha dicho que…
Hola!
Ando de vacaciones aún pero tengo internet por unos días. Me han gustado todas las sugerencias, muy acertadas pero para las que somos bajitas y no muy estilizadas, no acabo de ver yo el tema de las faldas huecas o abullonadas y menos con fajín o cinturón arriba. Sinceramente en la foto de Reese no la veo muy favorecida con esa falda y menos en crudo, que ensancha visualmente. ¿Alguna opción para las que como yo pesamos un par de kilos más de la cuenta y no rebasamos el metro sesenta? No me sirve Audrey Tatou que debe ser un palillo con lo estilizada que se ve en fotos siendo más bien bajita, jejeje Por cierto, me enamora esa blusa que lleva, aunque qué voy a decir! Me encanta Audrey Tatou se ponga lo que se ponga :)

Un besote!
Tasha ha dicho que…
Uy, qué alegría, "caras" nuevas! no es que no esté contenta con las habituales (estoy encantada), pero oye, también da gusto ver más gente :)

Me alegro de verte por aquí, Cloe!

María, hola! espero que vayan bien esas vacaciones ;)

Pues tienes razón, cuando una es muy bajita tampoco puede llevar un volumen monumental. La falda de Reese es un poco exagerada, sobre todo porque tiene demasiado vuelo y es un pelín larga para su altura (es una chica muy baja). Pero era para coger la idea.

En realidad, yo creo que esta falda le puede sentar bien a todo el mundo (yo no hablo para altas, porque tampoco lo soy!), pero eso sí, hay que equilibrar los volúmenes y adaptarlos a lo que una es. Sarah Jessica es muy bajita y el volumen de su falda, y el largo, le sienta bien. Y la propuesta que lleva la otra actriz (que no recuerdo su nombre), en blanco y negro, sí queda bien a una chica bajita. Me encanta ese conjunto, la verdad.

La falda que lleva Anna Wintour también es bonita y queda bien a altas y bajas, pero sí que es verdad que hay que tener una figura muy estilizada.

De todos modos, si aparte de no ser altas nos sobran kilillos, lo mejor creo yo que es un vestido corto y recto o de corte evasé, sin marcar figura. De largo algo por encima de la rodilla y bien compensado con unos tacones y un escote atractivo (un escote en pico si se tiene mucho pecho y un escote redondo si no). En la entrada anterior puse un ejemplo, aunque nunca encuentro las fotos como a mí me gustaría. Pero bueno, la idea es ésa, no crees?
coposdelana ha dicho que…
Coincido en lo de que la falda de Reese Witherspoon no le acaba de quedar bien, pero creo que se debe más bien a que visualmente le queda la cintura prácticamente en el pecho! Creo que a veces nos dejamos llevar por la idea de que si subimos la cintura parece que tengamos piernas más largas, pero por ejemplo en este caso lo que parece es que tiene el cuerpo muy corto. Yo la veo rara.
Tasha ha dicho que…
Sí, yo lo que creo es que si el fajín o cinturón de la falda fuera oscuro, le habría quedado mucho mejor.
Tasha ha dicho que…
Ay, Yaiza, que se me ha pasado contestarte!

Muchas gracias por tus ánimos! En realidad, lo que hago es escribir lo que pienso sobre todo lo que veo por ahí, y claro, coincido con mucha gente (qué alegría!), pero también estoy segura de que otra se echará las manos a la cabeza.

En fin, para eso están las opiniones.

Un beso!
María ha dicho que…
Gracias Tasha, la verdad es que me gusta más el look que propones, de hecho soy fan de este tipo de vestido porque me favorece y me da un aire juvenil. Las fashionistas furibundas suelen criticar malicionsamente a las fans de esa prenda porque esconde barriguita, michelines y lo que haga falta. Yo no soy de talle fino y los vestidos y prendas ajustados no suelen favorecerme, al menos no los que "cortan" visualmente a la altura de la cintura. Muchas veces me ocurre como a Reese, que se me ve un torso diminuto con el pecho tocando a la cintura y obvio es que no favorece y además acorta aún más la figura. En invierno me vienen de perilla los jerseys largotes que se pueden llevar con leggings y los mini vestidos. Creo que en caso de boda me decantaría por algo así.

Un besote!
Anónimo ha dicho que…
Pues yo tengo una boda en Diciembre, en Canarias (no hace tanto frío, pero las temperaturas pueden llegar a los 14 grados en según qué zonas) y me planteaba, como "objeto central" el uso de un abrigo que tengo de terciopelo color marrón, largo hasta un poco por encima del tobillo, media pantorrilla, así. Algo evasé, muy estilo retro.
Y me planteaba : ¿Voy romántica o rockera?
Es decir, llevo vestido largo debajo o me decanto por unos pitillos de vestir con una camisa... Me atraen ambos looks, pero encima una es regordeta (aunque no bajita). Todo lo tengo disponible en casa, pero claro... parece que es algo tabú lo de llevar pantalones a una boda.
¿Qué opinan)
Tasha ha dicho que…
Anónimo, hola :) Pues yo sí he llevado pantalones a una boda, y quedaban muy monos, aunque sea yo quien lo diga.

Y lo del look rockero suena bien. En realidad deberías ponerte lo que más te favorezca, y con lo que vayas más a gusto, porque así irradiarás seguridad y atractivo. Pero tienes que tener en cuenta el estilo de los pitillos (la tela, la camisa con la que los combinas)y sobre todo, el estilo de la boda. Si no es muy formal, adelante ;)

Y no subestimes el poder de los complementos, que cambian radicalmente un conjunto.

Pásalo muy bien! :)
Gata Sombra ha dicho que…
Hola, soy el anónimo de antes... XD

A ver... el pantalón es un pitillo negro de vestir de Adolfo Domínguez, la camisa es semi-transparente de seda, negra, con las mangas cortas afaroladas. Pensaba llevar un body lencero con las copas en champán y negro y algo de puntilla, y el abrigo. El abrigo es color tostado medio. La camisa quizá por fuera del pantalón, con un buen cinto... y me faltan los zapatos. Y no puedo llevar tacones.
Probaré el look primero ante el espejo a ver qué tal. Quizás es demasiado ochentero "nuevo romántico" XDXDXDXD.

Otra opción que tengo es una falda semi plisada azul noche (también de Adolfo Domínguez-es que tiene cosas muy buenas para las tallas plus)a media pierna, con un top negro con lentejuelas en el escote y un cárdigan negro con cuello redondo y pedrería en el cuello. Bolsito de mano azul noche y pedrería, medias tupidas negras y bailarinas. Trench negro, quizá con un broche llamativo.
Tasha ha dicho que…
Gata Sombra, hola :)
Yo creo que me decantaría por la primera opción, aunque sean pantalones, que no tiene nada de malo si se combinan con gracia. La segunda opción es que a mí me da la sensación de que se mezclan demasiados colores contando con el abrigo, y las medias tupidas negras para una boda las veo un poquito tristes (es mi opinión).

En el caso del primer conjunto, me gusta como suena, aunque yo elegiría otro body más sencillo, porque si luego quieres combinar un cinturón o un fajín, ya sería mezclar demasiado. Si encuentras algo de color nude para debajo de la blusa, mejor que mejor, así podrás dejar todo el protagonismo al cinto, y ser excesiva si quieres, porque con negro no tienes problema.

Los zapatos, si no llevas tacones, te aconsejo que sean bailarinas con un poquito de punta, y no planas completamente, sino con un pelín de cuña, que hacen el pie más bonito y te hacen andar con más estilo.

Creo que en Zara he visto algunas monas, no recuerdo si ha sido ahí, pero creo que sí. Echa un vistazo a la web que seguro que ves algo. Y si no, en Yoox tienen un montón de zapatos para todos los gustos (es que me encanta esa web).

En cuanto a la blusa, he visto en Mango una opción genial, por si barajas otra posibilidad. Mira el enlace:

http://shop.mango.com/ES/p/mango/prendas/blusa-cruzada/?id=53234775_10

Seguro que vas guapísima!
Un beso.
Gata Sombra ha dicho que…
XD


No, la segunda opción era sin abrigo marrón, creo que me expliqué mal. Suficiente con el trench. ¿En qué color llevarías las medias, entonces? ¿Quizá no tupidas sino caladas? ^^

Bonita blusa la de Mango, un poco corta para mi gusto. El gran problema es que en Mango no hay ropa para tallas grandes, pero buscaré también algo por el estilo.

Yoox es genial, pero como todas esas webs, no envían a Canarias...

Gracias por el consejo sobre el top nude, no lo había considerado. Me pondré a buscar cinturones y bailarinas con punta, a ver qué tal. XD XD XD
Tasha ha dicho que…
Gata Sombra, con trench ya es otra cosa. Es que me imaginé la mezcla de negro, azul y marrón, y no lo veía. En cuanto a las medias, para bodas y demás eventos de mucho vestir, yo no soy partidaria de las tupidas. A mí me gustan más transparentes, o al menos negras no tupidas. Lo difícil es encontrar unas que no brillen, pero las hay. Recuerdo unas de esas llamadas de verano que me daban un tono muy natural y no tenían brillo ninguno. Parecía que no llevara nada, y quedaba muy bien. Pero bueno, eso depende del gusto de cada una.

Cualquiera de los dos conjuntos suena bien. ;)

Mucha suerte! y perdona el retraso en contestar.