LA MODA A DEBATE: Tacones de infarto.




Sí, de infarto por el susto que te llevas cuando pierdes el equilibrio, porque hoy día parece de lo más normal eso de calzarse unos zapatos que te separan unos 15 centímetros del suelo, y eso sin tener en cuenta aquellos que incluyen pequeñas plataformas (y no tan pequeñas) para ganar aún más altura. Y como dice el dicho: más grande será la caída.

Echando un ligero vistazo a las modas de otros tiempos, incluso a las más audaces y exageradas, podemos observar que nunca han existido zapatos con tantísimo tacón. Al menos, no para la mayoría de las mortales. Sin embargo, ahora, en plena defensa de la igualdad y libertad de la mujer, desde todos los comercios y firmas de moda se dedican a obligarnos a que calcemos esa locura de armatostes que de ninguna de las maneras nos dejan llevar una vida normal.

Y habrá quien diga: pues no los lleves. Pues eso hago. Yo no los llevo. Pero tampoco me dejan otras alternativas apetecibles, y me las veo y me las deseo para encontrar mi calzado ideal (eso sí, por el camino me voy comprando todos los que me encuentro :) porque a veces parece que tienes que elegir entre todo o nada.

O vas a ras de suelo y notas retumbar tu cabeza a cada paso, o te subes a las alturas de un par de andamios de moda. Y la opción intermedia, ni planteársela, porque salvo honrosas excepciones (como las botas vaqueras) el calzado de tacón medio tiene un terrible aire monjil absolutamente exento de atractivo. ¡Y tampoco es cuestión de ir a todas partes vestida de cowgirl! (aunque esa fase también la he pasado).

Muchas veces al mirar un catálogo de moda, suspiro diciendo: "Ay, si esos los tuvieran con un tacón normalito..." Pero nadie parece oír mis quejas, y al año siguiente volvemos a encontrarnos con lo mismo...o peor.

Me hace gracia que nos escandalicemos al hablar de los antiguos corsés, o de la terrible costumbre china de vendarse los pies (que sí, que son dos disparates tremendos), pero en cambio nos parezca tan normal lo de destrozarnos los pies con un calzado tan dañino. Esto es como lo de fumar a sabiendas de que fumar mata. Dentro de poco van a tener que poner una leyenda parecida en todas las cajas de zapatos:

ATENCIÓN: ESTE PRODUCTO PUEDE CREAR ADICCIÓN, Y LOS TACONAZOS DESTROZAN LOS PIES.

En cuanto a lo de crear adicción, doy fe. :D

Además, seamos sinceras: los taconazos pueden quedar muy bien en las fotos, pero en cuanto te pones en movimiento andas de una manera muy poco airosa, y las marcas de rozaduras que adornan nuestros lindos pies en verano, tampoco tienen nada de atractivo. Ni eso ni la imagen de unos dedos aprisionados entre varias tiras asesinas.

Pero claro, como en todo, hay opiniones para todos los gustos, y eso es precisamente lo que yo quiero conocer: ¿Vosotras qué opináis? ¿Se están pasando ya con tanto tacón imposible o creéis que los taconazos son un adelanto de la civilización? ¿Alguien más echa de menos los zapatos de tacón medio y BONITOS?

(Madre mía, con lo clarísimas que tengo yo las ideas en esta materia, me da muchísima rabia no ser diseñadora de zapatos para lanzar una colección cómoda y atractiva...¿Alguien quiere asociarse conmigo? :))

(Los zapatos de la imagen, son de Mango).

Comentarios

Yaiza ha dicho que…
Vaya, otra vez coincidiendo... pero es que creo que yo también he comentado alguna vez eso de los tacones imposibles... ¿será por eso que este año no he estrenado zapatos?. Que si, que el tacón estiliza, pero el andamio... no sé, deberían incluir también un seguro de vida con cada caja de zapatos porque hay que ser muy, muy, muy experta o muy masoca para aguantar todo el día con semejantes tacones... No sé, a veces creo que los diseñadores odian a las mujeres y nos quieren hacer esclavas de sus maquiavelicos diseños... Hay mil (y cuando digo mil creo que no exagero) zapatos, sandalias y botines que me encantan pero que no he comprado por culpa de sus tacones. Hasta he pensado en llevarlos a un zapatero para que les quiten un par de centimetros, que aunque no parezca, se notan. Y como bien dices, o llevas bailarinas y vas notando todas las irregularidades del asfalto a tu paso o no te queda otra que llevar un tacón razonable, normalito, totalmente llevadero en una jornada laboral de 8 horas más las extras del día a día, pero auténticamente soso y carente de estilo...
Me apunto al diseño de zapatos contigo, pero si total, lo único que hay que hacer es quitar un par de centímetros de tacón...¿es eso tan dificil?

Muchos besos,

Yaiza
cloe ha dicho que…
La verdad es que se pasan, pretenden que vayamos subidas en andamios oscilantes. Y sí, son muy bonitos, estéticamente lo son, hacen que te pares en las tiendas y los admires, pero poco más porque un día cualquiera yo no puedo andar con esos tacones. Creo que nunca me he comprado tanto calzado plano como este año y el anterior!
besos
Mery ha dicho que…
Estoy de acuerdo con vosotras. Sin ir más lejos, yo, este año tuve que ir dos sesiones al fisio porque me lesioné el pie por culpa de unos taconazos llevados durante una jornada laboral de 8 horas como decíais + un extra de dos horas de pie dando vueltas por ahí! Cuando me quite las botas ese día (por cierto, unas botas preciosas de Massimo Dutti)no podía apoyar el pie. Y no pude esa noche ni el fin de semana siguiente y por fin un par de semanas y dos sesiones de fisio después conseguí volver a andar sin molestias aunque ahora todavía me resiento cuando llevo tacones muchas horas seguidas..... Así que sí, estilizan mucho, la ropa te queda mucho mejor y te sube hasta la autoestima pero son peligrosos!!!!
Un beso
Mara ha dicho que…
Serán peligrosos, dañinos pero, y lo que cambia una subida en ellos, aunque si reconozco que últimamente se están pasando un poco con la altura y es dificil encontrar algo mas llevadero pero yo por ahora me voy arreglando, mi tacón ideal son 8 centímetros algo mas si llevan plataforma y la verdad es que si que voy encontrando. Besos
María ha dicho que…
Hace tiempo que pienso lo mismo. En Zara sólo compro lo ponible para mi, que es muy escaso. Hace muchas temporadas que implantaron el mega-tacón y hablo de ella porque es la que más visito, pero es cierto que es una tendencia generalizada. Al principio pensé que era locura de una temporada, pero me equivoqué. La cosa fue a más y hasta hoy.

Yo encuentro tacones a mi medida en Clarks, que es una marca que me gusta bastante. Como por lo visto va a volver el tacón alto y cuadrado, ya he desempolvado todos mis zapatos monjiles, o de estudiante con tacón, o mocasines altos, llámales como quieras, o merceditas de fantasía y tacón grueso y hasta unas botas de media caña con plataforma y tacón ancho y recto estilo setentero, cual Pérez Prado. Y todo eso me lo voy a poner muy a gusto. Cierto que no estiliza ni resulta tan femenino o de vestir como un salón tradicional, pero ya estoy cansada de la esclavitud de las tendencias, también en cuestión de calzado imposible.

Si ya por su diseño, a una chica sin problemas la cuesta calzar y aguantar horas con semejantes modelos, imagina una de pies delicados y problemas de columna y cervicales. Mi NO es claro y rotundo. Ni siquiera para las ocasiones especiales.

El otro día miraba fotos de Audrey Hepburn en la época de "Desayuno..." y me di cuenta que era una adicta de los salones de taconcito medio y fino. Pues tengo unos así, muy parecidos a los famosos de lagarto que pierde bajo la cama en la peli...y que me quedan divinos con cualquier vestidito cóctel, LBD o conjunto de "arreglar". Y ese es mi secreto para estar chic y cómoda a la vez prescindiendo de estos excesos.
Volvemos al chic francés? Yo lo asocio más con zapato cómodo y manoletinas que con artefactos de estos.

Lo que no quita que estéticamente queden de infarto en fotografías y publicidad varia. Gustarme, me gustan, ojo. Y reconozco que hay muchos diseños preciosos.
Anónima ha dicho que…
Por eso yo soy de zapatillas...y hasta con ellas me caigo...si usara tacones habitualmente ya estaría en otro mundo.
Tasha ha dicho que…
Yaiza, sí que lo has comentado varias veces. Y como yo pienso lo mismo, por eso me ha dado por escribir esta entrada. Ya que estamos en plan reivindicativo...a ver si aprovechamos el tirón y nos hacemos oír, jaja.

Y dime: entonces cuento contigo para meternos en el diseño de zapatos?? :D

Cloe, sí se pasan, sí. Y ya llevan varios años así y vamos a peor. Cada vez cosas más imposibles...Y como tú dices, son bonitos, pero casi que para ponerlos en la estantería del salón y contemplarlos! Y yo encima tampoco voy cómoda de plano absoluto. Necesito al menos 4 cm para ir a gusto, y 6 para verme más arreglada. En fin, a ver si cambia la moda un poco...

Mery, me he quedado muertaaa! jolín, qué horror. Pues ya con ese testimonio, no hay más que hablar. Serán muy bonitos los zapatos altos, pero es que no compensa. Nos los probamos en la tienda y pensamos "son cómodos!" pero luego, con todo el peso del cuerpo todo el santo día, son una tortura, y encima la pierna está en tensión todo el rato. Una locura...

Mara, como digo, yo de plano tampoco me veo bien, pero unos tacones de 8 cm no me dan seguridad, sino más bien lo contrario...Sobre todo en una calle empedrada! Yo con 6 me muevo con mucha gracia :) Con 8 también, ojo, pero acabo muerta y eso que sólo los uso en fiestas, bodas y cosas así. A diario ni loca!

María, yo el otro día me puse mis bambas para ir a hacer recados y disfruté de cada paso que daba. Fue un gustazo. Además es que yo voy muy rápida y a zancadas, y me agobio si el calzado me limita. Yo quiero encontrar zapatos de tacón medio y estilosos, para no tener que renunciar a ese toque en busca de la comodidad. De vez en cuando encuentro algún par y voy más feliz que un ocho!

Además, como tú, también tengo grabadas en las retinas las imágenes de las protagonistas de las películas de los años 60 con sus zapatitos tan "chic", tan femeninos y tan cómodos. Que vuelva esa moda ya!

Y sí, Audrey Hepburn siempre llevaba zapatos de ese estilo, porque además era muy alta! pero mira, ha sido icono de elegancia, delicadeza y feminidad. Y cómoda!!


Anónima, me mondo, jajaja. En realidad yo creo que no me caigo porque siempre ando mirando al suelo. Eso sí, pierdo muchas amistades por no poder saludar :D

Besos a todas!
Blaudemar ha dicho que…
Yo no puedo andar con esos tacones.Bueno...no es que no pueda, es que no quiero. Que voy todo el día arriba y abajo, y no es plan.
A mí, desde hace unos años, me salvan las cuñas.
Besos!
Velvet ha dicho que…
La verdad es que últimamente los zapatos son totalmente imposibles, o al menos esa es mi opinión. Aunque "fiches" un par de zapatos bonitos, en cuanto reparas en el tacón te das cuenta de que es mejor dejarlos estar.

En cuanto al tacón medio, la diseñadora Chie Mihara crea bastantes pares de ese estilo, en concreto el que yo denomino "pata daisy".

Un saludo!
Bella ha dicho que…
Yo estoy con Mara... A mi me encantan los zapatos de tacon. Si que pienso que actualmente es muy dificil encontrar algo estiloso, practico y comodo para el dia a dia que te haga sentir igual de bien que unos buenos tacones, pero siempre se encuentra algo (y no me refiero a las manoletinas que me horrorizan y mas en invierno!). Como todo, hay que saber adaptarse a las situaciones y ponerse lo mas adecuado para cada cosa. Y os queria hacer una pregunta: partiendo de que soy una enamorada de los taconazos... SOY LA UNICA A LA QUE MUCHOS DE LOS ZAPATOS QUE SE ESTAN VIENDO EN LOS ESCAPARATES ULTIMAMENTE LE PARECEN DE DRAGQUEEN?
María ha dicho que…
Anda! Otra que va mirando el suelo, jejeje. Es verdad que soy tímida, pero el hecho es que me da mucho asco pisar suelos sucios o con porquerías que la gente tira por ahí...así que no sé caminar sin ver por dónde ando. Y claro está que tampoco me fijo mucho en la gente que se cruza, qué le vamos a hacer...!

A mi me gusta ir plana, no soy muy fan de las bailarinas pero voy cómoda. Para paliar el efecto que produce ir siempre plano lo que hago es variar a diario de calzado, no llevo la misma altura ni horma dos días seguidos, y eso ayuda.

Como Tasha, mi tacón ideal no debería rebasar los 6 cm. Tengo algún tacón de 8, pero francamente...no tengo ninguna gracia caminando con eso. Y cuando lo hago, suelo arrepentirme el resto de la semana. Sin embargo no soy muy de deportivas, aunque esto varía según las temporadas, cuando me canso de ellas las destierro y viceversa.

Bella, no eres la única, a mi también me lo parecen algunos. Especialmente, aunque parezca contradictorio, los diseños de alta costura. Quizás porque es ahí donde se deja volar más la imaginación, y como decíamos a propósito de Carrie, vale que la visten con cosas poco vistas y atrevidas, pero de eso a decir que es elegante...ejem.

Y lo mejor de todo me pasa cuando veo que alguna chica de 1,60 que toda ufana se planta esos andamios ya de por sí desproporcionados para su estatura, y encima de un diseño o material horterilla a más no poder (y no quiere decir que no sean caros). A mí se me cae el alma al suelo. Lo primero que me viene a la mente, es algo parecido a "otra fashion-victim, pobrecilla...Y encima se verá superestilosa". A mi me dan casi tanta lástima como las que se disfrazan de tulipa para una boda. No digo que algunos modelos sean bonitos, pero en general este tipo de calzado trae mucha vulgaridad. Ciertas prendas parecen haber sido creadas para el uso exclusivo de gente escogida, que sabe qué, cómo y hasta dónde llevarlas. Es decir, lo de siempre, la elegancia no se aprende. Donde no hay cabeza y buen gusto...
Tasha ha dicho que…
Blaudemar, hola! a mí las cuñas también me resultan muy cómodas, aunque para mí sólo me gustan en verano. A menos que sean una cuña medianita y para zapato tipo bailarina sólo. Eso sí, para verano tengo unas sandalias bien altas con una cuña estupenda y chulísimas! :) Aunque si andas mucho, te cansas igualmente.

Velvet, bienvenida! tú lo has dicho: últimamente son imposibles. Yo es que creo que ni quedan bien. Para una alfombra roja, vale, pero para una persona normal, los veo excesivos.

Ah, le he echado un vistazo a la web de Chie Mihara y afortunadamente son carísimos! una tentación menos :) Pero sí parecen cómodos, sí. Lo de zapato pata daisy me ha hecho gracia, porque yo a veces también lo he pensado con las bailarinas de tacón pequeñito :)

Bella, yo también creo que hay mucha horterada en el mundo del zapato. Es que como tienen que innovar sin parar, se ve cada engendro... Además, un zapato de tacón estiliza cuando tiene una forma razonable. Cuando empiezan a meterle plataformones exagerados y tacones extraños, y tiras de todo tipo por todas partes, no estilizan lo más mínimo, aunque tengan 20 cm de altura! más bien hacen unas patorras basturronas y horribles :D
Y mirados por detrás, son espantosos. Eso sí...si los firma fulanito de tal, ni les tosas, que te comen...

A mí también me gustan los zapatos altos, bajos y de todo tipo, pero algunos más como escultura y objeto de colección que como otra cosa. Cuando me he comprado algo así, se muere de asco en el armario. Eso sí: no paro de contemplarlos :))

María, a mí es que me da miedo caerme. Mi madre se pasa la vida por los suelos y temo que eso se herede :D
Bueno, eso y que soy tímida. Me intimida cruzarme gente que me mire fijamente. Yo soy de las que no sale a hacer footing porque no sabe qué cara poner mientras corre, jaja.

Estoy loca, lo sé.

En cuanto a las bajitas con súper plataformas, yo pienso igual. No les favorecen (o "nos favorecen") nada de nada. Se sigue viendo bajita pero subida en un andamio. Y encima si son de plástico, ni te cuento...

La gente no se da cuenta de que estiliza mucho más un tacón finito de 6cm en una sandalia fina y bonita o en un zapato salón con estilo, que un pedazo de bloque de 15 cm debajo del pie.

Bueno, en cualquier caso, que quede claro que a mí me apasionan los zapatos de todo tipo (con buen gusto, claro), y de vez en cuando, ya que no me los puedo comprar, me doy una vuelta por la web de Yoox y me regalo la vista. :))

Besos!
Coposdelana ha dicho que…
¡Hola a todas! Yo soy de zapato con tacón medio exclusivamente. Con zapato plano, o más de 5 cm, me empiezan a doler los pies y la espalda, y yo de eso no aguanto ni lo mínimo. Ni que decir tiene que yo también alucino con los tacones que siguen apareciendo en las tiendas, y me cuesta encontrar zapatos a mi gusto.

Lo que yo me planteo ante esta realidad es lo siguiente: puesto que, como vemos en los comentarios a esta entrada, casi todas preferiríamos tacones más moderados, ¿quién **** está comprando todos esos zapatos imposibles? Porque está claro que si los siguen sacando en las nuevas colecciones es porque los están vendiendo como churros! Vamos, que el negocio va viento en popa, porque si estuvieran teniendo que comérselos con patatas seguro que ya habrían tirado de diseños más normales. ¿Es que la gente compra cualquier cosa que ve, sin pensar en si le va bien o no a su estilo o a su salud?
Tasha ha dicho que…
Coposdelana, qué bien que hayas podido sacar un ratito para pasarte por aquí! a ver si el trabajo deja de apretarte ya... :)

Pues eso digo yo: quién narices los compra? y más al precio que está el calzado! porque por cuatro duros, probaba hasta yo, aunque sólo fuera por darme el gustazo de vérmelos en casa (qué retorcido me ha quedado eso, jajaja). Pero jolín, por 80 euros, no me explico cómo encuentran compradoras. Aunque bueno...supongo que la gran mayoría de las mujeres, que por cierto, ni visita este blog ni comenta :D

Yo la verdad es que de lo que más harta estoy es de que no haya medias tintas en esto del calzado. Como tú, no puedo ir de plano, plano (me piso el pantalón, me retumba la cabeza y no me veo nada estilosa, y además me canso más que con tacón) ni con esos zancos.

Por favor, que vuelva el tacón medio!!! PERO CON ESTILO, PLEASE!

Ahora que lo pienso...aunque la gente se compre estos taconazos, yo la verdad es que no los veo por la calle. Porque además, cuando veo a alguien con ellos, me llama muchísimo la atención...por lo poco frecuente de la imagen.
María ha dicho que…
Yo tampoco los veo por la calle pero es que sólo me muevo por ella en horario laboral, por las mañanas...Sospecho que muchas mujeres deben comprárselos para salir o para la noche, o el finde si hacen algo especial, lo cierto es que no veo a mujeres a primera hora de la mañana con semejantes piezas, ni tampoco en el súper haciendo la compra.

Por otra parte, no sé hasta qué punto es fiable, porque sé que algunas sólo se visten para la foto, pero hay mucha fashion-bloggera que los luce en sus fotos con orgullo. Sería cosa de preguntar a dónde van calzadas de esa guisa.

Y por último, otra consideración: ¿cuántos pares de calzado creeis que tienen las chicas como nosotras de media? A mi me sale una cifra desorbitada y aún así pico algún par cada año. Quizá no me los pongo todos a diario, algunos guardan turno muchos meses...pero los compro.
Tasha ha dicho que…
Ay, María, yo prefiero que no nos pongamos a contar los zapatos, porque me da vergüenza... :S

Lo de ir con taconazos sólo durante la noche, no sé yo. Porque por ejemplo, los de la foto sólo sirven para vestir, pero hay otros tipo mocasín (sí, sí, vale, sé que no te gustan ;P) o tipo salón algo más sport o incluso bota de diario, que también tienen unos taconazos descomunales y no pegan para la noche. Pero yo apenas los veo en la calle!
María ha dicho que…
Uff, yo tenía más presentes los otros modelos, que sí se adaptan más para ocasiones especiales, pero tienes razón en eso. Me parece que hemos topado con una especie de expediente-X :D

No hace mucho leí un artículo por internet que hablaba de dónde iba a parar la ropa que no se vendía en rebajas (o en temporada). A pesar de que parecía explicar muchas cosas, o al menos tenía lógica lo que se decía, sigo sin ser capaz de "encajar" mentalmente tantas y tantas toneladas de ropa sobrantes.