Otra vuelta de tuerca



Bueno, pues después de una ausencia más que prolongada, vuelvo por estos lares, a ver si soy capaz de una vez de mantener un ritmo aceptable. Buena intención no me falta. Lo único que espero es que todavía haya por ahí alguien dispuesto a leerme... :)

Me he planteado mil temas distintos para usar como primera entrada de esta nueva temporada, pero al final hay una cosa que me ronda la mente con más fuerza que las demás: reutilizar, reutilizar y reutilizar. Al fin y al cabo ése ha sido siempre el objetivo del blog, ¿no?  Así que lo lógico es seguir por el mismo camino.

Resulta que últimamente estoy enganchadísima a un programa del Canal Divinity. Se llama Tu casa a juicio, aunque la traducción del título deja mucho que desear, pero básicamente consiste en que una pareja que se ha desenamorado de su casa, se enfrenta a la difícil decisión de encontrar una casa nueva que les vuelva a enamorar. Pero entra en escena una verdadera artista de las reformas y la decoración y, con un presupuesto limitado por los propietarios, hace un último esfuerzo por transformar la casa y librarla de sus problemas con el fin de que la pareja recupere la pasión perdida. Al final del programa, y después de haber visto otras casas para comprar, igualmente preciosas, la pareja tiene que decidir si se queda o si vende la casa.

Bueno, no os podéis imaginar las reformas tan alucinantes que hace esta decoradora. Me tiene embelesada. Me ha hecho recuperar el gusto por la decoración de mi casa, y no paro de darle vueltas a todo lo que veo para encontrar la forma de mejorarlo.

El caso es que ese sentimiento también me ha servido para mirar con otros ojos mi repertorio estilístico. Este año, por motivos que no vienen al caso, se me ocurrió hacer la promesa de no comprarme ningún otro trapo hasta el otoño que viene, y bueno, no sé si voy a ser capaz de cumplirlo, pero de momento me lo he tomado muy en serio y no quiero abandonar mi objetivo.

Confieso que a veces flaqueo. Miro lo que tengo y me siguen agobiando los dilemas de siempre: qué me pongo, esto está pasado de moda, siempre voy igual, y bla, bla, bla...Así que necesito desesperadamente nuevos recursos, y se me ha ocurrido extrapolar a mi armario la idea del programa que os he comentado. Si todo lo que me compré me enamoró, o al menos me convenció alguna vez, ¿por qué no puedo recuperar esa ilusión perdida? Para ello no voy a tener más remedio que hacer algunas reformas:

- Arreglar todo lo que impida que me ponga una prenda.

Ya lo hemos hablado otras veces: en ocasiones, un simple arreglillo convierte en ponible algo que parecía desahuciado. Por ejemplo, a mí me pasa una cosa muy tonta. Hay zapatos que no me pongo porque hacen demasiado ruido al andar. Esto tiene una solución tan sencilla como ponerle tapas de goma, pero lo dejo, lo dejo y al final nunca lo hago, así que se mueren de asco en su caja. Otras veces el problema es un largo de falda excesivo, cosa que se soluciona subiendo el dobladillo. O un pantalón ancho que se puede estrechar simplemente echándole paciencia una tarde de domingo, o los puedo llevar remangados, sin más.




- Redecorar, que aplicado a mi vestuario significa hacer combinaciones que no he hecho antes.

El otro día me preguntaba a mí misma: ¿de verdad he combinado todo lo que tengo? ¿No existen más alternativas? Y me di cuenta de que en vez de lamentarme por no tener vestidos de manga larga para el invierno, podía sacarle partido a los que no tienen mangas combinándolos con una rebeca, prenda que por otro lado, suelo tener muerta de asco en un rincón, esperando su momento. Pues bien, probé unas cuantas combinaciones y me sorprendí. Tanto el vestido como la rebeca parecían haber encontrado a su media naranja.

Además he visto que tengo jerséis que veo demasiado cortos o ceñidos para ir con vaqueros, pero que quedan muy bien con una faldita de vuelo.




Otros jerséis quedarían estupendos con algunas camisas que no me pongo casi nunca. O bien añadiendo collares, o cuellos tipo bebé, que tanto se llevan ahora.

Tengo zapatos que no uso porque no me he parado a pensar en el tipo de media que mejor le va, y la verdad es que buscando un poco, se pueden encontrar combinaciones estupendas con leotardos finitos en tonos grises, marrones, berenjena oscuro, granate...No hay obligación de recurrir siempre al negro.

A veces un simple cinturón puede cambiar totalmente un jersey o una camiseta. Todo es cuestión de experimentar.




- Probar soluciones novedosas:

Ya lo hemos visto otras veces. Una falda de vestir puede tener nueva vida con un jersey calentito, una blusa de verano queda estupenda con un cárdigan, una camisa puede ir remangada y superpuesta a una camiseta de manga larga, un vestido se puede combinar con casi cualquier tipo de botín, hay mezclas de color inesperadas que quedan estupendas...



- Reciclar:

Yo ahora mismo estoy de lo más creativa, y se me ocurren un montón de cosas que hacer con ropa que no me pongo, como por ejemplo convertir un jersey o una camisa en vestido o añadir adornos a una prenda sosa. No sé cuál será el resultado, pero al menos el proceso creativo es muy divertido.

Hay mil combinaciones posibles que aún no hemos probado, y, para descubrirlas, no nos queda más remedio que darle otra vuelta de tuerca a nuestro vestuario y experimentar. Desde luego, mientras tengamos ropa sin estrenar, es difícil de entender que necesitemos cosas nuevas, pero así nos hemos empeñado en pensar.




¿Vosotras qué opináis? ¿Hay alguien más que se haya fijado un propósito parecido y esté teniendo éxito? Necesito apoyo moral, chicas. ;)








Comentarios

Unknown ha dicho que…
Qué bien que vuelvas!!, te tengo en mi lista y he visto que habías actualizado.
Sí que me he planteado muchas veces lo que propones pero lo tendré que intentar en serio porque la economía doméstica cada vez va peor y el armario está a rebosar. Siempre hay cosas que si sabemos que tenemos y otras que no sabes por qué nunca te las pones. Y es una pena tener "un armario lleno y nada que ponerte"
Pásate a ver qué te parecen mis looks. Un beso y bienvenida de nuevo
http://lovedcontradictions.blogspot.com.es/
Shedemei ha dicho que…
¡Me alegro de que estés de vuelta!
Me ha encantado este post, estoy más o menos con el mismo propósito. En mi caso porque estoy intentando adelgazar (bueno, por el momento, lo voy consiguiendo) y aunque me tienta comprarme ropa nueva, tengo muchas cosas en el armario y me gustaría aguantar hasta las rebajas. Así que toca reinventarse y tu post me ha servido para coger ideas :D

http://carolinasorel.blogspot.com
J'Adore ... ha dicho que…
Bienvenida de nuevo!! Pues la verdad que me ha encantado este primero post de nueva temporada! Hay que pensar mas en estas ideas que nos planteas!!!

XoXo **

http://jadore88.blogspot.fr/

Te espero con un nuevo outfit pots: SPORTY CHIC!!
Unknown ha dicho que…
Tienes muy buenas ideas!!
te sigo !

pd. Suele pasar que las personas creativas y originales no son muy constantes jaja

Pero no tiene por qué ser malo

Un saludoo!
Tasha ha dicho que…
Verónica, sí, he vuelto :) y me alegra ver que hay gente para verlo ;) Gracias! Pues así me encuentro yo, con la economía algo maltrecha y procurando ser más prudente. Voy a ver qué looks nos propones!

Carolina, gracias! lo de adelgazar también es un buen motivo. Otro buen motivo es cuando te propones depurar el estilo y esperas a tenerlo claro antes de lanzarte a comprar cosas que no cuadren con ese objetivo. Es cuestión de ponerse una meta y tratar de cumplirla. Yo ya os contaré qué tal me va. ;)

J'Adore, gracias por la bienvenida! y me alegra que el post de vuelta no haya sido muy decepcionante. :D
Espero mantener el ritmo!

Valentina, me encanta tu nombre :) Y gracias por seguirme! Me ha encantado tu frase. Ya no me siento mal por no ser constante.

Besos!! y bienvenidas!!!
Anónimo ha dicho que…
Qué alegría que hayas vuelto!! Te sigo por bloglovin y echaba de menos tus entradas, me encantan tus ideas, la forma en que las cuentas, las fotos, vamos todo... no sigo ningún otro blog de moda porque no me va nada el rollo ego-blogger pero tu blog es diferente, es especial. La entrada de hoy me ha encantado, y me viene al pelo ya que por motivos que tampoco vienen el caso este año apenas voy a incorporar nada nuevo al armario, así que a tirar mano de imaginación y aguja e hilo, jejej. Le cambié la forma del cuello a un abrigo que antes me agobiaba, y la semana pasada transformé un jersey hiper mega grande de mi marido en un vestidito, cortándole mangas y estrechando donde tocaba, un cinturón a tono y voilà!! para llevar con leotardos o incluso con vaqueros, me encanta!! Y lo de combinar, vale la pena tirarse una tarde probando combinaciones que al final algo sale!! Bueno, espero que encuentres tiempo para seguir actualizando!! Un beso
B.C. ha dicho que…
No podías haber vuelto con una entrada mejor, ¡me ha ENCANTADO! Y por supuesto no la he leído por obligación, si no con mucho gusto :)

El tema es buenísimo. No he visto el programa, pero a mí ya me has dado el apoyo moral que tú pides, porque yo este invierno tampoco puedo ni quiero gastar en ropa, ya que tengo mucha, aunque luego me queje de lo que tú dices: voy siempre igual, me cansa mi ropa, etc. Estoy segura de que hay mil posibilidades que todavía no he probado, simplemente porque no me he parado un rato a pensar. En fin, que con esta entrada me han dado ganas de reciclar a mí también (objetivo que por otra parte he tenido otras veces, pero por lo que sea, termina perdiéndose con el tiempo).

Un besote y bienvenida de nuevo!!!
Nina ha dicho que…
Tasha, feliz regreso!

Por supuesto, yo te voy a seguir leyendo igual que siempre.

Me ha llamado mucho la atención tu alusión al programa "Tu casa a Juicio", y aunque sólo sea un ejemplo para desarrollar tu teoría, el caso es que me he emocionado, porque ese es mi programa por excelencia ahora mismo, cuando trabajo por las tardes, me parte de la mañana y el medio día enganchada.

En relación a la entrada, no puedo estar más que a favor de lo que dices, sobre todo, en los tiempos que corren.

Customizar yo no customizo, pero sí que me estrujo más el cerebro para hallar posibles combinaciones más allá de las comunes, me divierte, puedo verme distinta cada día y mi bolsillo se resiente menos.

Yo estoy menos consumista, trapitos compro, sí, pero con control y cabeza. Ahora por lo que sí me ha dado es por la cosmética, por cuidarme y mimarme más, poquito a poco quiero ir aparcando mi colección de maquillaje low cost e ir haciéndome con mejores productos, de gama media- alta, aunque compre menos. Desde que he descubierto la firma Rituals estoy encantada, productos muy naturales, son fantásticos.

Sí que tengo pensado hacer algunas compras ahora en invierno, básicos, lo de siempre jejej, pero la verdad es que son los mejores aliados que podemos tener en nuestro armario, yo apuesto siempre por ellos acompañados de complementos distintos e importantes.

Un beso

Nina
Tasha ha dicho que…
Anónima, muchas gracias por esa cálida bienvenida! :) me alegra que te guste el blog y que te resulte útil. Me encanta tu idea del vestido a partir de un jersey grande. Tomo nota!

B.C., gracias! es curioso esto del blog. Es escribir sobre un tema y automáticamente una misma se refuerza mentalmente. Yo este año no puedo gastar y me estoy estrujando la cabeza para reutilizar lo que tengo, y la verdad es que se me están ocurriendo muchas ideas. Y cuanto más pienso, más ideas surgen, así que estoy hasta ilusionada. Qué importante es el pensamiento positivo. :D

Nina, gracias también a ti! y tienes razón, parece de perogrullo, pero unos buenos básicos son lo mejor que se puede tener. Yo huía de ellos, pero al final te das cuenta de que son necesarios, así que ya voy comprando con más sentido y estoy contenta. Por fin tengo zapatos negros, jeje.
Y lo de la cosmética, pues también te doy la razón. Más vale tener buena cara y piel cuidada que mil trapos que no lucen nada si estamos hechas unos zorros. Yo soy una nulidad en ese campo, pero me interesa, así que estaré atenta a lo que vayas descubriendo. :)
Oye, qué gracia lo del programa, eh? yo es que estoy súper enganchada!!

Besos a las tres y mil gracias por vuestros comentarios!
Unknown ha dicho que…
Tengo claro cada día más que la falta de recursos, agudiza el ingenio y la creatividad. A mi me ha llegado a pasar de comprarme una prenda que estaba convencida de que la necesitaba "a vida o muerte" y luego resulta que haciendo el cambio de temporada me encuentro otra casi identica! Mira te paso un link de un escritor norteamericano, muy zen, que ha escrito este artículo titulado "¿Podrías aguantar hasta el 2013 sin comprar nada? http://zenhabits.net/buy-nada/
Saludos
pazuki ha dicho que…
No me puedo creer que hayas vuelto!!!, he mirado ya x inercia, pero casi había desistido. Bueno, voy a leer este post y el siguiente, que me he lanzado a escribir din leer ni nada. Bienvenida!!!
Ananda ha dicho que…
Lunes por la mañana, enciendo el PC y hala has publicado una nueva entrada....y hoy martes voy y veo el 2º post!!! Muchas gracias por estos 2 regalos que nos has hecho a tus seguidoras!!!!! A mi personalmente me alegra el día leer un blog escrito por una persona con dos dedos de frente y "real" como tú.

Por cierto, yo también me he autoimpuesto el reto de no comprarme nada en por lo menos un año y no es una cuestion de autoflagelación o que yo sea masoca pero es que mirando hacia atrás me doy cuenta de que realmente compraba por comprar, que mis armarios rebosan (si en plural) y que nunca le he sacado partido a todo lo que tengo, bien por dejadez, bien porque no era la ocasión, etc....vamos que mi manera de ver la moda ha cambiado y con ello yo!!!

Besitos Tasha y bienvenida!!!

Ananda
Tasha ha dicho que…
Gloria, me leí en enlace que me decías. Me gustó la iniciativa, aunque eso sí que no lo puedo cumplir, porque tengo muchos sobrinos pequeños y no puedo dejarlos sin regalito en Navidades. Pero si no fuera por eso, cerraba el grifo ya mismo. Tiene que ser catártico lo de dejar de comprar por una buena temporada. Yo ya te digo, voy a estar un año sin comprar ropa, que eso sí que está a mi alcance. A ver qué tal...

Además, como tú dices, se despierta la creatividad. :)

Pazuki, gracias por la bienvenida!! así da gusto retomar el blog, jeje. ;)

Ananda, qué graciosa! muchas gracias a ti por lo que me dices!!!. Y me encanta que tú también hayas tomado la misma decisión. Yo creo que la clave está en focalizar nuestro pensamiento en lo que tenemos, y no en lo que no tenemos. A veces la agonía por conseguir el último capricho nos hace olvidar todo lo que ya tenemos, y claro, así es imposible sacarle partido. Pero en cuanto te enfocas en ello, se te ocurren nuevas combinaciones. Y oye, se disfrutan!

Besos y gracias por comentar!! :)
Anónimo ha dicho que…
Quizás algunas de estas cosas las hemos comentado ya por aquí, pero me parece una buena recopilación de recordatorio. Ahora que se acerca el momento de los buenos propósitos para el próximo año, es un buen momento para valorar los logros hasta el momento y recapitular para no perder el objetivo perseguido.

Por mi parte estoy en una fase muy lasa, muy vagancia´...pero tampoco tengo mucho que proponerme: simplemente no cabe un trapo más en mi armario. Por fuerza tengo que mezclar, redescubrir, redecorar...es que no hay otra. Eso cuando le echo ilusión al tema, porque últimamente los trapos me motivan más bien poco.

Saludos y bienvenida, Tasha,
María
Tasha ha dicho que…
María, sí, lo sé. Me repito más que el ajo, pero es que como siempre estoy con los mismos quebraderos de cabeza, me cuesta mucho centrarme en otros temas. Como dices, va bien como recordatorio. Sobre todo como recordatorio a mí misma, y declaración de intenciones. :)

A mí tampoco me cabe más ropa, y además no puedo gastar, así que no me queda otra que darle más vueltas aún a lo que tengo. :)

En fin, a ver si otro día estoy más creativa. Esto me sirve para centrarme y poner mi cabeza a funcionar, jeje.

Un beso!
Anónimo ha dicho que…
Oye, que no lo digo en plan criticona, eh? De hecho, creo que este tema nos es útil a muchas y seguro que vamos a ir viendo ideas que adaptar a nuestro día a día. Yo, con lo perezosa que estoy últimamente para estas cosas, más bien agradezco que me den ideas en lugar de tener que buscarlas yo!

María
Tasha ha dicho que…
No, María, si la crítica me la hago yo! es que reconozco que he empezado con lo evidente, pero era lo que tenía en mente en ese momento, y si me lo pienso más, no vuelvo nunca. Así que al menos he arrancado, y ya tengo la cabeza en funcionamiento otra vez, jeje.

Pero no me he tomado tu comentario como una crítica, tranquila. ;)
Un beso!
Yaiza ha dicho que…
Pero si has vuelto!!!! Y yo que acabo de descubrirlo... Me alegro muchisimo de volver a leer tus "reflexiones". Al hilo de este post, yo es que todavía sigo con un poco de fiebre consumista y alguna prenda todavía con la etiqueta puesta.... pero me ha encantado tu post, muy práctico y lleno de sentido común...

Besos,

Tasha ha dicho que…
Yaiza, sí, aquí estoy! jaja :) Sabes? lo grave es que yo también tengo alguna prenda sin estrenar, y eso que las compré hace muchísimo tiempo! y eso no puede ser. Para qué compro si luego no me lo pongo? así que me he prometido a mí misma que no volveré a comprar nada hasta que le haya dado un uso adecuado a todo lo que ya tengo.

Ahí está la declaración de intenciones. Veremos cómo se me da la práctica. De momento, tú disfruta de tus compras! ;)

Besos!
Yaiza ha dicho que…
¿¿¿Me repito mucho si te digo que me encanta que hayas vuelto????

Se te echaba de menos


Besos,

Yaiza
Tasha ha dicho que…
:) Gracias!!!